Blog

Invisibles, la tercera edad LGBT

No nos cansamos de denunciar que, no escarmentados con la lgtbifobia que sufre nuestro colectivo, entre nosotros mismos nos atacamos y nos discriminamos. a muchos no les gusta la pluma, algunos gays se refieren a otros como ‘pasivas’ de forma despectiva, y los musculosos muchas veces reniegan de relacionarse con los que no lo son. pero existe una discriminación de la que no se habla dentro del colectivo, esa que hace que muchos gays y lesbianas tengan que volver al armario cuando llegan a la madurez. parece que lo norvativamente aceptado en el mundo homosexual es un estereotipo homosexual joven y bello, pero, ¿qué les sucede a los gays cuando se hacen mayores?

“La sociedad ha creado un estereotipo del colectivo LGTBI en el que sus miembros son personas a la moda, con dinero, que se divierten mucho y nunca pasan de los 40 años. Pero, ¿dónde están los mayores? ¿Al llegar a esa edad se evaporan?”

Ésta fue la reflexión que llevó a Ainhoa Urgoitia, programadora de Zinegoak a profundizar sobre el tema y a realizar el documental “Visibles”, bajo la dirección de Enrique Rey, que trata precisamente la situación del colectivo LGTBI al llegar a cierta edad. Hemos hablado con Ainhoa que nos cuenta más sobre este proyecto y sobre la situación de estas personas:

BLUE.- ¿Cómo surge la idea de hacer este proyecto y a quién se le ocurre?

Ainhoa Urgoitia.- La idea surge porque yo soy programadora de cortos en el Festival Internacional Zinegoak y este año me di cuenta que de los 384 cortos recibidos solo 1 de ellos hablaba de la vejez, solo uno abordaba la vejez, sus consecuencias, su situación… así que me puse a investigar tanto en el cine como en la publicidad y me di cuenta que la vejez es un tema que no se trata, que parece que no gusta, que se deja debajo de una alfombra, y del que no nos gusta hablar, teniendo en cuenta que es uno de los mayores desafíos al que nos debemos enfrentar. Los anuncios publicitarios, por ejemplo, no presentan a personas mayores reales, con sus achaques, con sus arrugas. Me llamó mucho la atención todo aquello y un día viendo por televisión una entrevista de Federico Armenteros, fundador y presidente de la Fundación 26 de Diciembre, hablando sobre la situación de las personas mayores del colectivo LGTBI, de sus necesidades, de su invisibilización por la sociedad y por el propio colectivo, de cómo han abierto la puerta y han conseguido con su lucha los derechos de los que ahora gozamos, sentí la necesidad de contar su historia y visibilizar su problemática a través de este corto documental.

B.- ¿Sobre qué trata este dicumental?

A.U.- “Visibles” es un cortometraje documental que nos habla de la necesidad de reflexionar sobre la invisibilización del colectivo de mayores LGTBI, colectivo invisible, y metido en el armario de la ignorancia que vivió un momento de la historia de España complicada donde regían leyes como la Ley de Vagos y Maleantes, sustituida después por la Ley de Peligrosidad y Rehabilitación Social, y que posteriormente ha sufrido persecuciones por parte del estado, de la Iglesia, de las familias y de la sociedad en general.
Un colectivo en el que sus miembros tienen tan interiorizada la homofobia que han sufrido, que continúan reprimiéndose a sí mismos sin muchas veces aceptar su condición y viviendo ahora su vejez en soledad y aislamiento.

B.- ¿Cuáles fueron los motivos que os llevaron a iniciar este proyecto?

A.U.- Los motivos fundamentales para poner en marcha este proyecto son por un lado la necesidad de visibilizar y concienciar a la sociedad del desafío que supone la vejez en un estado como el nuestro donde desde nuestra cultura se potencia la dependencia mientras que en la cultura nórdica por poner un ejemplo, se transmite la idea de la independencia el mayor tiempo posible. La vejez es un riesgo en sí mismo, aún mayor para el colectivo LGTBI, un colectivo invisibilizado por la sociedad y que a través de este documental queremos despertar y concienciar. Nos parece que los logros de cualquier colectivo son los logros de la sociedad en su conjunto y eso es lo que debemos transmitir. Queremos transmitir el mensaje de diversidad como sociedad adelantada, no construyendo muros, sino espacios abiertos, como lo es la Fundación 26 Diciembre.

B.- ¿De qué trata el documental?

A.U.- “Visibles” cuenta con los testimonios de Federico Armenteros, fundador y presidente de la Fundación 26 de diciembre, de Joaquín Pérez, del grupo de mayores de Cogam, y de Ana Cecilia y Carlos Jorge, dos de los usuarios de la Fundación.
“Visibles” se rodó entre los días 27 y 28 de abril de 2018 en la sede social de la Fundación 26 de diciembre en Madrid, con la desinteresada colaboración no sólo de los entrevistados sino también de muchos de los miembros de la Fundación que aceptaron aparece en el documental. A todos ellos nuestro mayor agradecimiento por su tiempo, sus palabras y su presencia.

B.- ¿Dónde se puede ver el corto?

A.U.- El corto está ahora haciendo su recorrido por festivales de la mano de la Agencia Freak de Distribución y está incluido en su catálogo. Primeramente hará un recorrido por festivales, que se inició en julio y donde ya ha tenido tres selecciones: Selección Oficial Festival La Culta Madrid 2018, Selección Oficial The Barcelona International LGTIB Film Festival 2018, Selección Oficail OFF Cinema Festiv 2018. También nos gustaría una vez pasado su recorrido por festivales difundirlo en centros educativos, que de hecho ya se han interesado por el documental. Así mismo, se podrá ver pasado un tiempo en Vimeo y esperamos poder proyectarlo en Zinegoak.

B.- ¿La creación de este corto es el comienzo de una campaña mayor que traerá más acciones o se limita únicamente al corto en sí?

A.U.- En principio nuestra idea era quedarnos en ujn corto documental, pero estamos valorando la posibilidad de llevarlo a largo.

UN HOGAR LGTBI

La primera residencia y centro de día que se abra en España y que ofrezca atención especializada a las personas mayores que forman parte del colectivo LGTB, se llamará “Josete Masa”. Josete procedía de una familia con posibilidades económicas que le encerró en un psiquiátrico por su condición homosexual; “entonces a los demás nos llevaban a la cárcel, pero a los ricos a los psiquiátricos”, señala Federico Armenteros. Tras 17 años aislado, murió de cáncer atendido por la Fundación 26 de Diciembre “fue uno de los primeros que acompañamos a morir y que creyó en nuestro trabajo”.

Aunque se esperaba poder abrir el centro el próximo 26 de diciembre, coincidiendo con el 40 aniversario de la derogación de la ‘Ley de Peligrosidad y Rehabilitación Social’, que criminalizaba la homosexualidad la inauguración se ha retrasado unos meses. Diez años ha tardado este proyecto en ver la luz al final del túnel, “en el 2008 me quedé en paro. Tenía 50 años, era gay, en España había crisis… No veía el futuro claro y traté de encontar gente como yo. Cuál fue mi sorpresa que descubrí que apenas había gays mayores. Investigué y encontré que estaban aislados, muchos querían suicidarse. Me dejó descolocado que esa fuera la única alternativa. Así que me puse en marcha”.

Según cuenta Armenteros “analizamos por qué están en aislamiento y detectamos que es por un trauma de la infancia. Desde que nacimos éramos peligrosos, pecadores, delincuentes, enfermos. Hemos tenido que callarnos y ocultar nuestros sentimientos para que no nos metiesen en la cárcel. Hemos tenido que ser normales, entre comillas”, y añade “pero ni siquiera eso nos ha valido porque hemos tenido que representar un papel que no era el nuestro. Teníamos la homofobia interiorizada, éramos nosotros mismos los que nos machacábamos: ‘Cuidado con esa mano que no se note, que si cruzo las piernas, que si…’. Esa represión afecta”.

La residencia se encuentra en el distrito madrileño de Villaverde Alto y contará con plaza para alrededor de 100 personas, de las cuales 2/3 serán internas y el resto, usuarios del centro de día. “La acogida ha sido buena. Al fin y al cabo reclamamos algo que ya existe en Alemania, Holanda, Dinamarca… solo que nosotros hemos conseguido que la residencia sea pública y así accesible a que puedan entrar personas mayores con menos recursos”, afirma Armenteros.

Según el presidente de la Fundación 26 de Diciembre, solo en Madrid “hay estimados 160.000 mayores de 65 años que son LGTB”. Va a haber lista de espera y mucha. Nos está llamado mucha gente que quiere venirse a nuestra residencia. Nos dicen: ‘Queremos terminar nuestros días en un sitio en el que no tengamos que seguir mintiendo’”.

Los logros del colectivo en los útimos años han sido evidentes, pero todavía falta mucho para que el mundo acepte la diversidad, y según Armenteros “lo que estamos haciendo es poner un parche porque estas personas necesitan esta atención, pero lo que queremos es que pronto estas necesidades estén atendidas. No solo queremos abrir centros especializados, queremos que la sociedad cambie. Con quién te acuestes me importa tres pepinos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.