Blog

NOEL ALEJANDRO – Cine porno de autor

es verdad que el cine porno muchas veces tiene un uso más bien inmediato, y lo que buscamos es una excitación rápida para un desahogo momentáneo, pero también es verdad que muchas veces vista una, vistas todas, y que el “chupodelante-chupadetrás-mete-saca-fin”, a veces aburre. por eso te presentamos a un director de cine porno que hace películas diferentes (él se define como “director de cine adulto de autor”), mediante trabajos que exploran la psicología de sus personajes, tienen un argumento, y, por supuesto, sexo explícito

BLUE.- ¿Cómo definirías tus películas o tu estilo?

Noel Alejandro.- No suelo ocultar que hago cine porno, aunque la palabra porno tiene algunas connotaciones negativas. ¿Quizás podríamos dejarlo en cine porno de autor? ¿Cine independiente para adultos?

B.- ¿Qué te llevó a elegir esta temática en tus trabajos audiovisuales?

N.A.- Cuando empecé a trabajar con Erika Lust, en el 2012 me di cuenta de que era fácil empezar a ganar dinero en esta industria con un poco de imaginación y sabiendo diferenciarte de los demás. Comprobé que el discurso de Erika era totalmente cierto, el porno necesitaba una mirada femenina y menos industrializada. De hecho en esos años nunca tuve la sensación de trabajar en el porno, sino de aprender a hacer cine poco a poco y a amar tu trabajo. Llegado un momento decidí hacer mi primer corto Eloi & Biel, que se viralizó en Tumblr. Ahí empezó mi aventura.

B.- Si no fuera por las escenas de sexo explícito que salen en ellas, tus películas podrían proyectarse en otro tipo de salas o festivales, ¿nunca te has planteado hacerlas menos explícitas?

N.A.- A veces me lo planteo, pero no veo nada malo en añadir una escena de sexo natural en ellas. De alguna manera a la gente le atrae la atención que haya alguien haciendo películas porno con un estilo narrativo y visual, creo que estoy en un camino en el que puedo hacer que la gente cambie su concepción sobre lo que es el porno o ha sido hasta ahora. ¿Te has preguntado porqué hay tantas bromas acerca de este género? No falla, en cuanto menciono a qué me dedico lo normal es que la gente ría nerviosamente o comience a hacer bromas sexuales (generalmente malas y absurdas), en mi opinión esto se debe a la forma en que ha sido tratado el porno por sus productores y directores hasta ahora. Hacen falta más directores valientes haciendo porno, más artistas o cuentahistorias detrás de las cámaras. ¿Porqué un director de cine porno no iba a poder tomarse en serio a sí mismo? El porno es el género más explotado de la industria del entretenimiento pero a la vez el menos explorado.

B.- Has trabajado con Erika Lust, cuyos trabajos de cine porno ponen a la mujer como sujeto en vez de objeto. ¿Crees que el cine porno gay habitual también estereotipa al colectivo? ¿Con tu trabajo intentas cambiar esa visión que gran parte del colectivo tiene de los gays?

N.A.- Cuando dirijo una escena de sexo le pido a los actores que se olviden de mí y del equipo, que se tomen el tiempo que necesitan y que empiecen y acaben cuando quieran y como quieran. Me basto de mi cámara para seguir lo que va sucediendo y lo que quiero grabar es una escena de sexo natural. Nunca les pediré que giman más fuerte o que hagan algo que no suelen hacer (a no ser que el guión lo requiera por la historia o el personaje). Creo que es uno de los puntos fuertes de mis películas, que el sexo se parece mucho más a cómo suele ser en la vida real, de hecho el sexo de las películas porno lo suelo identificar más con un “mal polvo”, uno donde no has disfrutado nada porque apenas has sentido a la otra persona, no has podido besarla y tocarla como quisieras, no ha habido conexión o química. Siento que estoy naturalizando de alguna manera el sexo enter hombres y retratándolo con la belleza y sensibilidad que se merece. Me han escrito algunas veces de países donde no tienen derechos para agradecerme por reflejar el sexo entre hombres de una manera sencilla y cercana, ayudándoles a reconciliarse consigo mismos. Es muy fuerte que aún haya gente por ahí odiándose a sí misma por ser homosexual, eso es sin duda porque necesitamos visibilizar que el sexo entre hombres ES ALGO BELLO Y NATURAL.

B.- ¿Sobre qué temáticas sueles hablar en tus cortos?

N.A.- Pues fíjate que hay algunos temas que se repiten a menudo. Me gusta hablar sobre temas espirituales o sobre cosas paranormales. A menudo pienso creo que es debido a que en la vida real soy extremadamente escéptico. No creo en nada que no tenga una base científica y hablar sobre la vida después de la muerte o sobre situaciones extraordinarias me hace escapar un poco de esta cárcel de la razón en la que a menudo me encierro. Pero si tuviese que resumirlo en pocas palabras diría que me gusta hablar sobre nuestra conexión con nosotros mismos.

B.- ¿Sigue siendo rentable hacer porno hoy en día con la cantidad de material gratuito que existe en internet?

N.A.- Depende. Mucho ruído tienes que hacer hoy en día para que la gente se fije en ti. Sobre todo si estrenas un corto cada 3 meses como yo hago. Bastante lujo tengo que puedo vivir de esto con esta frecuencia de estrenos. Me distribuyo mi propio cine en mi web www.noelalejandro.com y creo que es en parte debido al boca a boca (gracias!). La clave en todo el asunto es diferenciarte de los demás. Si haces porno corriente probablemente tengas que trabajar muuucho y estrenar muuuchas escenas con un gran ritmo para poder ganar dinero.

B.- ¿Crees que la educación escolar debería abordar la existencia del porno para que los jóvenes sepan gestionarlo y consumirlo de forma consciente?

N.A.- Creo que no estaría mal reformular la manera en la que se aborda el sexo desde la educación para no recluirlo a un mero tabú y condenar a la sociedad a aprender todo lo que saben sobre sexo y sexualidad en el porno. Estoy de acuerdo en que el porno puede ser una gran herramienta educadora entre los jóvenes pero no es justo que carguen en nosotros la responsabilidad de educar sexualmente a la sociedad. Éste es uno de los problemas a los que nos enfrentamos los directores de cine adulto o incluso los actores y actrices (como Amarna Miller, quien ya ha dejado atrás su incursión en esta industria), nos acusan de promover actitudes machistas o negativas a través de nuestras películas, lo que coarta radicalmente nuestra libertad de expresión. El porno también es un arte.

B.- El porno todavía es un tabú en nuestro país?

N.A.- Todo lo que conocemos del sexo en nuestro país ha sido observado desde el prima de la vergüenza. Mi madre no se atreve a preguntarme qué tal me va, ¡tampoco mis hermanas ni mi família entera! Mis amigos, con los que tengo un grado diferente de confianza me preguntan sin problema, pero creo que en el seno de una familia el sexo y el porno es un tabú enorme, lo que te da pistas sobre la relación que tenemos con nosotros mismos frente al sexo y al porno. Por esto admiro tantísimo a los actores y actrices porno, a menudo les considero superiores por haber dejado atrás esa barrera.

B.- ¿A qué crees que se debe?

N.A.- De la fuerte relación que España ha tenido con la religión. Es una cosa que se transmite de padres a hijos. Tenemos mucho que evolucionar en nuestra relación con la sexualidad, con nosotros mismos y la manera en que nos comunicamos en nuestro seno familiar.

B.- ¿Hay diferencia entre el porno gay y el porno para heterosexuales?

N.A.- Todo depende del director y de lo que quiera comunicar. El porno homosexual y heterosexual industrial (el 99% del porno actual) puede ser igual de monótono y antiestético si no hay un director/a con un mínimo de sensibilidad detrás.

B.- ¿Todas tus historias se centran en las relaciones homosexuales o incluyes aspectos como la homofobia en alguna de ellas?

N.A.- No suelo hablar sobre temas como la homofobia en mis películas, suelo mostrar las relaciones homosexuales como algo totalmente exento de polémica y natural, que es como se merece ser tratado. No tengo grandes intenciones de hacer activismo con mis películas, creo que se hace sólo. El hecho de grabar sexo natural bello entre hombres es involuntariamente activista.

B.- ¿Estamos en plenas celebraciones del orgullo en muchas ciudades de todo el mundo, ¿hemos avanzado realmente en nuestro país en cuanto a derechos, igualdad y respeto?

N.A.- ¡Aún queda mucho paleto suelto! Lo fundamental es que salgamos a la calle a reclamar nuestro derecho a ser. Que nadie se atreva a cuestionar nuestra libertad a ser lo que somos o lo que queramos ser. Avanzamos cuando decidimos no ocultarnos más y tomar las manos de nuestras parejas (o lo que sea) por la calle, cuando no nos doblegamos al miedo y cuando respondemos todos unánimemente ante cualquier agresión homófoba. Deberíamos crear un órgano de ayuda y asesoría legal poderoso y común que nos ayude a tumbar legalmente a todo aquel que se atreva a ejercer violencia contra nuestra libertad a ser.

B.- ¿Sobre qué habla tu último trabajo SWEAT?

N.A.- Sobre nuestro derecho a tener las fantasías que queramos. Sobre la manera en que la sociedad culpa al cine porno de ejercer una influencia inadecuada en la sociedad y sobre si es nuestra responsabilidad educar sexualemnte a la gente. Sobre nuestra libertad de expresarnos líbremente. Aunque realmente si me preguntas en la intimidad te responderé que SWEAT va sobre el miedo. Un jóven abre la puerta a un desconocido que le ha engañado haciéndose pasar por alguien de confianza. A priori esta situación en una película porno podría resultar bastante predecible y fácil, el reto era darle la vuelta al tópico y mostrarle a la gente que esta situación en la realidad no tendría NADA de divertido. Así se lo expliqué a los actores cuando trabajamos en ello.

B.- ¿Te sientes cómodo como estás o tienes pensado hacer otro tipo de trabajos?

N.A.- Quizás me lance a la ficción convencional pronto. Todo basta con desearlo y ponerse a ello. Lo cierto es que hacer porno y de esta manera me está enseñando muchísimas cosas y abriendo algunas puertas. Se lo debo todo al porno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.