Blog

Placer anal, ¿dónde está el límite?

Sea solo o en compañía, la estimulación anal es una práctica que puede generar grandes momentos de placer, pero como todo en la vida, sin pasarse, porque en este caso, el tamaño importa, y mucho, ya que se pueden provocar graves daños en el tracto digestivo.

Aunque los médicos especialistas se encuentran con frecuencia este tipo de casos, destaca, tal vez por lo extremo, el de un hombre que en estado de embriaguez se introdujo un objeto flexible de 77 centímetros, atravesando el abdomen y causándole perforaciones en el intestino, teniendo que ser operado de urgencias.

Desde la Edad Media el sexo anal se ha considerado un tema tabú siendo condenado a lo largo de los siglos por la mayoría de las religiones, desaprobación que se ha mantenido hasta la actualidad (hasta el 2007 el sexo anal era delito en algunos estados de los Estados Unidos, incluso si se practicaba en matrimonios legales).

En los hombres, las masturbación anal o el sexo anal puede resultar satisfactorio por la estimulación de las muchas terminaciones nerviosas que tiene el ano, porque se llega a la próstata, considerada como el Punto G masculino o simplemente por el simple hecho de resultar morboso y excitante para el que lo practica, lo mismo que en el caso de las mujeres, en cuyo caso también se puede llegar a estimular la vagina.

Es por esto que os invitamos a probar y experimentar teniendo en cuenta una seri de consejos:
• si se comparten juguetes sexuales tener las mismas precauciones que con el seo anal y hacer uso de preservativos cambiándolos cada vez que se alterna su uso.
• intentar mantener el máximo nivel de higiene en el recto y en el ano (a no ser que se busque lo contrario).
• estar relajado para facilitar la penetración y estimular el ano prograsivamente y sin prisas.
• usar lubricantes ya que el ano no genera de forma natural una lubricación que facilite las relaciones sexuales.
• en el caso de juguetes sexuales usar aquellos especialmente diseñados para esta práctica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.