Blog

‘Sábado Deluxe’ y su estigmatización y mofa del colectivo gay, hablando de las fiestas chemsex

El programa recibió numerosas críticas en redes sociales por su forma sensacionalista de tratar un tema tan serio

El Caso Rafael Amargo fue el tema central del Sábado Deluxe de la pasada noche. El programa de Telecinco se veía obligado a cambiar la estructura del programa después de que el bailaor les diera platón horas antes de la emisión, por lo que se tuvo que adaptar a una tertulia en la que se analizó la detención del personaje más mediático del momento. 

Uno de los temas principales que se abordaron fueron las llamadas fiestas Chemsex, aquellas en las que se mezcla drogas y sexo. Alonso Caparrós fue el encargado de hacer un Informe Sálvame sobre esta práctica, que no gustó a buena parte de la audiencia por la forma en el que se abordó. Además, el extoxicómano criticó la libertad de cada uno de hacer lo que quisiera con frases como: «No me apetece que mi hija piense que en una fiesta con un montón de drogas, cómo se hace en una casa, bien está. No me da la gana» (sorprendente viniendo de una peresona que estuvo 25 años enganchado a las drogas, según su propio textimonio).

Y es que el programa erraba en su visión de esta práctica, que en ocasiones puede desembocar en un problema de salud pública. Tal y como publicaba en Twitter gTt VIH, un grupo de divulgación sobre tratamientos del VIH e información biomédica «analizar sobre un problema de salud pública como el chemsex con un tratamiento sensacionalista y amarillista solo contribuye a criminalizar esta conducta y a las personas que la practican». Además, el programa no logró contextualizar de forma acertada este complicado asunto ya que redujeron estas prácticas a ambientes homosexuales.

1 Comment

  1. feminiateo

    Ante la estigmatización de la gente LGTBIQ+, debemos construir movimientos más fuertes, donde la gente se relacione de una manera más estrecha y para ello tenemos que dejar atrás esa época de individualismo exacerbado de la que venimos. Son muy positivas también las alianzas con los feminismos. Las personas que no respondemos a lo que el heteropatriarcado esperaría de nosotras tenemos que estar más organizadas, al menos tanto como la gente conservadora, que se reúne un rato todos los fines de semana en sus templos. En torno a una nueva religión atea/agnóstica, no dogmática, feminista, antirracista, ecologista y aliada de los movimientos LGTBIQ, lo conseguiríamos, y seguramente se formarían muchas comunidades. En infinito5.home.blog escribo sobre ella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.