Blog

Transfobia en Perú disfrazada por el coronavirus

En 2018 la población trans femenina fue la principal víctima de violencias en Perú, casos muchas veces que no se denuncian ante una comisaría ni conllevan un proceso judicial porque los espacios destinados para denunciar son muy violentos y hostiles. Miedo a denunciar que se puede llegar a comprender cuando la propia policía, las personas que deberían estar para proteger a la población de ataques, son los primeros agresores. Es lo que ha sucedido estos días con la polémica medida de alternar los días que hombres y mujeres pueden salir a comprar durante la cuarentena por el COVID-19 en Perú, y que ha hecho visibles varios casos de discriminación de policías contra mujeres transexuales, que han sido detenidas, vejadas e incluso forzadas a castigos físicos.

Varios policías de la comisaría de Bellavista (Callao), mientras patrullaban por las calles para hacer cumplir la restricción de movimientos, pararon a un grupo de mujeres trans y las detuvieron. Una vez en comisaría de Bellavista las obligaron a hacer sentadillas mientras les hacían repetir la frase “quiero ser un hombre“, humillándolas y burlándose de ellas, y grabando un video que circula por las redes sociales (y que preferimos no compartir). Todo esto a pesar de que el Gobierno ordenó enfáticamente a la Policía respetar la identidad de género durante esta medida contra el virus.

Solo en el primer día de circulación exclusiva de mujeres hubo al menos 30 casos de discriminación a mujeres trans por las fuerzas del orden. Según la activista y política transgénero Gahela Cari “la sed de transfobia de esta clase de policías es superior incluso al riesgo de descuidar la distancia social para prevenir un posible contagio por coronavirus al requerir el DNI”. Una vez que los policías revisan el DNI, les recriminan tener nombre masculino, los tratan como hombre y les ordenan volver a casa en el mejor de los casos, impidiéndoles comprar alimentos y medicamentos.

En esta ocasión, sin embargo, oficial y formalmente, el Ministerio del Interior y sus autoridades han lamentado estas agresiones e incluso han apartado del la fuerza y sancionado a los agentes identificados en las grabaciones, enviando un mensaje inmediato de que esas violencias no serán toleradas. El ministro del Interior, Carlos Morán, dijo: “En los casos que se han visto vídeos de intervenciones equivocadas a personas transgénero, se han tomado las medidas correctivas y realizaremos la sanción. Acá no hay discriminación”.

La Policía Nacional ha reaccionado y ha publicado en las redes sociales un tuit en el que explica que “con respecto a un video donde se observa a efectivos policiales sancionando con esfuerzo físico a miembros de la comunidad LGTBI se ha iniciado una investigación administrativa disciplinaria contra quienes resulten responsables de este deplorable hecho”. Horas después, en la cuenta de Twitter informaron que los efectivos de Bellavista habían sido identificados y separados del cargo por falta grave.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.