Blog

7 Datos sobre la INFIDELIDAD

Según un estudio de la Universidad de Colorado lo único que frena al 93% de las personas a tener una infidelidad es el temor a que su pareja se entere.
Vivimos en una sociedad en la que existen páginas de citas para mujeres y hombres con pareja que prometen total discreción sin pedirte ningún tipo de dato y hay muchas personas que las usan. Sin embargo, antes de actuar y ser infiel, deberías conocer algunos datos sobe las infidelidades.

1. Aunque un estudio descubrió un gen que determinaría si eres fiel o no, aún no hay estudios contundentes y es una cuestión de decisión personal, por lo que no se puede justificar con la genética.

2. En ambos sexos, la primera razón para ser infiel es la atracción, pero para las mujeres también existen factores emocionales que determinan si finalmente lo hacen o no mientras que para los hombres pueden ser solo ganas de sexo.

3. El 54% de las infidelidades comienzan en las Redes Sociales y el 86% de las parejas lo descubren por medio de aparatos electrónicos como el móvil o el ordenador. Los infieles olvidan borrar mensajes y dejan abiertas sus cuentas, facilitando el descubrimiento.

4. Algunas infidelidades se realizan por motivos narcisistas, y es posible que ni les interesen las otras personas pero quieren nutrirse de comentarios halagadores. Si el motivo fuese este, deberían acudir a un especialista.

5. Los hombres consideran la infidelidad sexual como la mayor traición de su pareja mientras que las mujeres lo ven en términos de emociones. Para ellas, la peor infidelidad es que su pareja se enamore de otro. Además, el 88% de los hombres piensan que besarse no es infidelidad mientras que el 93% de las mujeres creen que sí.

6. La mayoría de las infidelidades ocurren entre semana (según un estudio de la Universidad de Harvard), sobre todo los miércoles. De hecho, casi el 70% de las infidelidades ocurren en el trabajo ya que es el lugar propicio para ver a alguien sin levantar sospechas.

7. Cada vez es más común la infidelidad consentida. Ambas personas saben las necesidades y los deseos del otro y como saben que ambos terminarán haciéndolo, acuerdan una infidelidad consentido poniendo líneas y reglas para no hacerse daño ni mentir. Esto no funciona siempre, pero puedes intentarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.