Blog

Heteronormatividad

La presuposición, por parte de individuos o de instituciones, de que todo el mundo es automáticamente heterosexual (como, por ejemplo, preguntar a una mujer si tiene novio) y que la heterosexualidad es una identidad sexual superior a cualquier otra, se conoce como HETERONORMATIVIDAD.

Existe un régimen impuesto en la sociedad, en ámbito político y económico que impone las relaciones sexual-afectivas heterosexuales mediante diversos mecanismos médicos, artísticos, educativos, religiosos, jurídicos, etc. y mediante diversas instituciones que presentan la heterosexualidad como necesaria para el funcionamiento de la sociedad y como el único modelo válido de relación sexoafectiva y de parentesco.

Según los defensores de esta idea los seres humanos se distribuyen en dos categorías distintas y complementarias: varón y mujer, y las relaciones sexuales y maritales son normales solamente entre personas de sexos diferentes; y que cada sexo tiene ciertos papeles naturales en la vida.

En consecuencia, la heterosexualidad es considerada como la única orientación sexual normal y aceptada.

Este comportamiento lleva a la invisibilización y estigmatización del resto de las sexualidades. Lo heteronormativo también nos lleva a dar por sentado que solo los hombres masculinos y las mujeres femeninas son heterosexuales, dado que se guía por estereotipos.

En contraposición a esta creencia, el activista LGBT Fritz Klein en su libro The Bisexual Option, desarrolla una idea más fluida del género, en el cual Klein expone la orientación sexual como una dinámica multivariable, pues él pensaba que la orientación sexual de un individuo estaba compuesta por variables sexuales y no sexuales que difieren con el tiempo y con la edad. Es por esto que, a partir de esta idea, se cuestiona lo que significa ser realmente una mujer o un hombre y si hay algo en el medio.

Una sociedad heteronormativa opera sobre el supuesto de que la heterosexualidad y las características específicas de género son la “configuración predeterminada” del ser humano. Estas suposiciones pueden ser perjudiciales porque son estigmatizantes y marginales, haciendo que las personas de la comunidad LGTB+ se sientan como si fueran desviadas o antinaturales.

En el caso de la heteronormatividad, el modelo fundamental es el binarismo de género, el cual es un término utilizado para describir la práctica de reconocer solo dos géneros. Es decir, que solo los hombres y mujeres son válidos.

​Absolutamente nada más es reconocido. De esta forma, si eres bisexual o transgénero no tienes representación ni aprobación en un sistema heteronormativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.