Blog

Bizkaia – Arquitectura de Vanguardia

Atrás quedaron los años en los que Bilbao era considerada una ciudad gris e industrial, convirtiéndose en los últimos años en el lienzo de arquitectos de renombre como Norman Foster o Frank Gehry. Aunque algunos de los nuevos edificios han generado polémica, como es el caso del puente de Calatrava, son pocos los bilbaínos que no sacan pecho a la hora de hablar de las obras acometidas en los márgenes de la ría del Nervión. Y como del Guggenheim ya hemos hablado muchas veces, aquí tienes otras joyas arquitectónicas de la ciudad.

Metro
Bilbao es una de las pocas ciudades que puede presumir de la arquitectura de su red de metro, cuyo diseño fue encargardo al arquitecto Norman Foster, utilizando para ello el acero, el cristal y el hormigón. Destacan los accesos al mismo, conocidos popularmente como “fosteritos”.

Sede de Osakidetza
Ubicada junto a la Alhóndiga, destaca su fachada poliédrica diseñada por el arquitecto Juan Coll-Barreu, y el edificio transparente pretende simbolizar su movimiento inclinándose para acoger a los ciudadanos. Inaugurado en 2008 alberga el Departamento de Sanidad del Gobierno Vasco.

Puente Zubizuri
Más conocido como Puente de Calatrava, por su arquitecto, se trata de una de las obras más polémicas de la ciudad. Fue inaugurado en 1997 y su diseño consiste en un arco inclinado que une dos plataformas, con rampas de acceso y escaleras en ambas orillas, que sostiene la estructura peatonal con cables de hierro. Todo el puente está pintado de blanco, como es común entre las estructuras de Calatrava. Desde su inauguración, casi simultánea con la del Museo Guggenheim, el Zubizuri fue un símbolo de la nueva Bilbao, constituyendo un elemento turístico más del paseo de la Ría.

Isozaki Atea
Se trata de un complejo de siete edificios diseñado por el arquitecto japonés Arata Isozaki, con la colaboración del arquitecto bilbaíno Iñaki Aurrekoetxea, que se compone de dos torres gemelas de 82 metros y 23 plantas, y cinco edificios de entre 6 y 8 pisos. La pasarela Isozaki une el complejo con el puente de Calatrava.

Palacio Euskalduna
Inaugurado en 1999 en 2003 fue galardonado por la Asociación de Palacios de Congresos como el mejor ejemplo de este tipo de centros del mundo. Se ubica junto a la ría de Bilbao, ocupando parte de los terrenos sobre los que se levantaron los Astilleros Euskalduna, y su fachada orientada a la ría se cubre con planchas metálicas oxidadas, en homenaje a la antigua actividad naviera y siderúrgica de la ciudad.

San Mamés
Inaugurado en 2013, el estadio de fútbol fue diseñado por el arquitecto César Azkarate y su fachada está compuesta por una cubierta de escamas de cristal y una estructura metálica, la cual se ilumina los días de partido y en fechas señaladas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.