Blog

Carla Antonelli pide amparo ante la transfobia de un parlamentario de Vox

El pasado lunes 15 de febrero tuvo lugar una actitud de transfobia en la Asamblea de Madrid de un parlamentario de VOX a Carla Antonelli, diputada del PSOE. Mariano Calabuig, el diputado de VOX, se refirió a Antonelli como «el representante del Partido Socialista».

El incidente ha ocurrido durante la comisión de Políticas Sociales presidida este lunes por la diputada de Ciudadanos Marta Marbán, cuando el diputado de Vox Mariano Calabuig repitió frases literales de la intervención de esta diputada en relación al estado de una denuncia sobre una residencia infantil de Chamberí, para luego referirse a ella como «el representante» del grupo socialista.

Estas son las palabras que Antonelli le ha dicho a la presidenta de la Comisión al término de ésta, en relación a lo sucedido:

«Quiero reclamar el amparo del reglamento de la Asamblea de Madrid a mi derecho al honor, a mi dignidad y a mi propia identidad, recogida en el artículo 22, capítulo 3, según el cual la condición y la dignidad del diputado se corresponde con la del pueblo de Madrid».
«Soy diputada del Partido Socialista y lo represento aquí, este es mi carné de diputada y este es mi DNI. Por ello, se hace absolutamente intolerable, y le pido su amparo para cuando vuelva a suceder que el señor Mariano Calabuig se dirija a mí como el portavoz o en masculino».
«Para mí el señor diputado Mariano Calabuig es un señor, aunque sus hechos a veces nos hagan pensar. Y parafraseando a mi compañero Pedro Zerolo: don Mariano, en su modelo de sociedad no quepo yo, pero usted en el mío sí».

1 Comment

  1. feminiateo

    La ultraderecha se siente fuerte, habla del lobby LGTB y hace comentarios tránsfobos. Para luchar eficazmente contra ella debemos abandonar el individualismo. Sería estupendo que nos juntásemos en torno a algo más, además de las ya clásicas asociaciones pro-derechos. Así podríamos luchar contra las agresiones y crímenes por LGTBfobia que siempre nos amenazan. Las personas que no respondemos a lo que el heteropatriarcado esperaría de nosotras tenemos que estar más organizadas, al menos tanto como la gente conservadora, que se reúne un rato todos los fines de semana en sus templos. En torno a una nueva religión atea/agnóstica, no dogmática, feminista, antirracista, ecologista y aliada de los movimientos LGTBIQ, lo conseguiríamos, y seguramente se formarían muchas comunidades. En infinito5.home.blog escribo sobre ella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.