Blog

El triple medallista olímpico Danell Leyva y su lucha por la identidad

Cuando un amigo le sugirió recientemente al gimnasta Danell Leyva que publicara un mensaje de apoyo en honor al Día de la salida del armario, el tres veces medallista olímpico decidió aprovechar la ocasión para escribir su propia historia de salida del armario en Twitter, algo difícil por el hecho hecho de que todavía no sabe cómo identificarse, pero decidió hacerlo público para ayudar a otros.

En sus publicaciones, admitió que todavía estaba averiguando si era bisexual o pansexual, por lo que estaba complacido por las respuestas de apoyo que recibió tras la publicación.

“Fue agradable que la gente dijera: ‘No tienes que etiquetarlo. No tienes que ser simplemente ‘una cosa’. Es algo fluido en constante cambio, así que no tienes que preocuparte por eso ‘”.

Leyva, de 28 años, nació en Matanzas, Cuba, pero se crió en Miami, Florida. Crecer como un atleta queer encerrado en una comunidad étnica tradicionalmente conservadora no fue fácil. Incluso trató de rechazar su sexualidad debido a la influencia.

“Siempre lo supe. Siempre fue muy rechazado, internamente rechazado por la forma en que nos criaron. Y especialmente viniendo de una familia hispana, es muy rechazado”.

Aunque ha confesado que expresarlo públicamente ha sido «absolutamente aterrador», cree que «era el momento adecuado»:

«Durante mucho tiempo supe que no era hetero. Pero debido a ciertas razones muy personales, siempre rechacé ese lado de mí. A principios de este año, finalmente entendí que soy bisexual/pansexual (todavía estoy tratando de averiguarlo), pero también me di cuenta de que, al menos por ahora, no me atraen los hombres cis (eso tiene que ver con esas razones personales que he mencionado). Sin embargo, sentí que era el momento de compartir esto con todos ustedes.

Como la mayoría puede imaginar, esto es absolutamente aterrador. Una de las principales razones por las que nunca he salido públicamente es porque a lo largo de mi vida, por el motivo que sea, la percepción de otras personas sobre mi propia sexualidad siempre me ha sido impuesta, y eso siempre me ha hecho rechazarlo aún más, pero sentí que era una forma de entrometerse en mi vida.

Así que esta publicación, además de ser mi forma de compartir esto con ustedes, también es un recordatorio que corrobora lo importante de cuidar la forma en que decimos las cosas a las personas. Porque a veces nuestros corazones e intenciones pueden ser buenos, pero nunca sabemos realmente con qué está lidiando la persona que tenemos enfrente. Los quiero a todos. Feliz #NatiolanComingOutDay»

Leyva no se apresura a etiquetar su sexualidad en estos días. Por ahora, disfruta de la libertad de vivir abiertamente, y espera que llegue el día en que la sexualidad de una persona sea tan “irrelevante como si eres o no diestro o zurdo“.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.