Blog

Hábitos Tóxicos hacia tu Pareja

Febrero, San Valentín, el amor… son muchos los que creen que se trata de una fecha comercial y que hay que quererse igual todos los días, pero, ¿estás seguro de querer a tu pareja de una forma sana? Muchas veces, cuando nos encontramos en una relación romántica nos encontramos reproduciendo comportamientos que nos han transmitido nuestros padres, nuestra experiencia, incluso la cultura popular, pero que en realidad son tremendamente tóxicos. Estos son, según los expertos, hábitos que muchas veces damos por normalesy que debemos eliminar de nuestra relación.

Los celos son normales
Pensar que los celos son algo natural y escudarse en ellos para justificar pensamientos negativos hacia la pareja e incluso prohibirle ciertas conductas demuestran, en el fondo, inseguridad en uno mismo y en la relación.

Juzgar por el pasado
Todas tenemos un pasado, a veces con muchos tachones en sus páginas, pero es un camino que nos ha convertido en la persona que somos ahora y que nos ha traido hasta aquí. Así mismo, en cada momento de nuestra vida tenemos deseos y apetencias distintas, y no debes juzgar a tu pareja por las relaciones que ha tenido antes de estar contigo.

Mirar su móvil
Apart de tratarse de una violación de la intimidad de cada persona, cuando tenemos que recurrir a mirar el móvil o el mail a una pareja debemos plantearnos a qué tenemos miedo y por qué no confiamos en ella o él, en cuyo caso algo está fallando, y lo mejor es sentarse cara a cara y tener una buena charla.

Atracción por otros
Que una persona comience una relación sentimental no significa que se vuelva ciega hacia el resto de la humanidad o que llve una venda en los ojos. Se debe ver normal que tu pareja se sienta atraída o que le gusten otras personas, y lo que debemos pensar es que entre todos los demás, él o ella nos ha elegido a nosotros en este momento, y que a pesar de todas esas personas que pueden llamar su atención, decide libremente seguir con nosotros.

Disfrutar sin ti
Una pareja no es de tu propiedad y no debes enfadarte si sale de fiesta o realiza otras actividades con otras personas o sin ti. Cada persona tiene que tener su espacio, sus aficiones, sus amistades y su propio espacio. Esto además hará que os echéis de menos y tengáis más ganas de veros.

Los demás o yo
Que encuentres una pareja con la que congenias y con la que estás agusto, no significa que las relaciones con su círculo de amigos o familiares tenga que ser buena. Siempre que sea posible intentaremos conciliarnos con esa parcela de su vida, pero si no es posible no tenemos derecho a darle a elegir entre ellos o yo, y mucho menos poner en una situación tan dolorosa a alguien a quien se supone que queremos.

Sexo a la carta
Tener una pareja no significa que tengamos una máquina sexual a nuestro lado que tenga que estar siempre disponible para mantener relaciones sexuales. Cuando estamos en pareja es habitual que nos encontremos en momentos en los que a uno le apetece más que a otro, y no debemos sentirnos presionados para realiarlo ni que nos produzca sentimientos de culpa.

Chantaje emocional
Echar en cara a nuestra pareja errores del pasado para manipularlo, para hacernos la víctima o para conseguir algo a cambio contamina la relación. Lo pasado pasado está, no lo podemos cambiar, y si hemos decidido continuar con la relación habiendo pasado esa situación, volver a traerla al presente prolonga el malestar y nos impide pasar página.

Mis emociones
En una relación somos personas desconocidas que de repente se han encontrado y comienzan un camino juntos. Esperar que el otro por arte de magia sepa cómo nos estamos sintiendo es bastante habitual, pero en realidad somos personas totalmente diferentes, con una educación y una experiencia completamente distintas. Es muy poco probable que el otro vea las cosas de la misma manera si no lo expresamos. Tenemos que comunicar lo y lo que sentimos.

Quitar credibilidad
A menudo en una relación de pareja, cuando no entendemos lo que pasa tendemos a invalidad esa situación a hacer como que no ocurre o incluso a hacer creer a la otra parte que está loca y que su comportamiento o que lo que cree es injustificado y que no existe. Si nuestra pareja expresa que cree que algo sucede en la relación, como para todo, lo mejor es escucharla e intentar entenderla.

Sentirnos superiores
Sentirnos superiores por ver un tipo de cine, leer un tipo de novelas, escuchar un tipo de música o incluso por ver unos programas de televisión y no otros es algo habitual en nuestra sociedad, hecho que inevitablemente trasladamos a nuestra relación. Debemos asumir que cada persona tiene gustos igual de válidos que los nuestros y no deben jerarquizarse. Si hacemos esto con nuestra pareja y ridiculizamos sus gustos, deberíamos preguntarnos por qué queremos hacerle sentir menos válida a la persona a la que se supone que queremos.

Evitar la comunicación
Cuando existe un problema en la pareja, y todos sabemos que surgen muchos y muchas discusiones, no debemos evitarlo como que no ha pasado y suplirlo con nuevos proyectos que creemos que van a hacernos superarlos u olvidarlos, ya que se enquistarán y al no haberse superado de una manera sana harán que vuelvan a surgir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.