Blog

Las 5 Fases del Duelo (después del Orgullo)

A las maricas nos gusta un drama más que a Paquita Salas los torreznos, amigas. Vivimos en un duelo permanente. Que si los fachas de VOX han obtenido representación parlamentaria, que si el “orgullo” termina, que si Madonna se ha hecho amiga de la Maluma, que si se me ha roto una uña, que si he engordado 200 gramos y ahora soy Victoria Beckham mojada, en fin, un no parar de catástrofes tías, que si el stress fuera una polla no nos cabría ni la puntita.

Por eso considero que es un gran momento para recordaros cuáles son las 5 fases del duelo, nenas. Bueno por eso, y porque no se me ocurría ninguna mierda más sobre la que escribir.

Casi todos pasamos alguna vez en la vida por una fase de luto o duelo, como cuando Leticia Sabater saca una nueva canción o tu cuñado te cuenta el final de Juego de tronos. Y es importante que sepamos identificar las etapas que debemos superar para volver a ser una puta insustancial.

1. ETAPA DE LA NEGACIÓN

El orgullo gay, para el que llevamos 12 meses preparándonos, termina, y nuestro mundo se desmorona. Lo primero que hacemos es negar la mayor, nos encadenamos a la puerta del ‘Strong’ y armadas de banderitas gays intentamos animar a los que arrastran los pies hasta la parada del autobús para volver a casa.

Esta negación puede inicialmente amortiguar el golpe del drama y aplazar parte del dolor, pero esta etapa no puede ser indefinida porque en algún momento chocará con la realidad. Sobretodo cuando llegue la policía local a desalojarte de la entrada de la disco.

2. ETAPA DE LA IRA

En esta fase son característicos los sentimientos de rabia y resentimiento, así como la búsqueda de responsables, culpables o hijos de la gran puta en general. La ira aparece ante la frustración de que el final es irreversible, de que no hay solución posible y se puede proyectar esa rabia hacia el entorno, incluidas otras personas allegadas, como Ines Arrimadas.

Es probable que le intentes dar una hostia al señor que viene con la radial a cortar las cadenas. No lo hagas amiga, que lo mismo se le cae el artefacto y terminas con otra pérdida, la de la pierna.

3. ETAPA DE LA NEGOCIACIÓN

En esta fase las maricas fantasean con la idea de que se puede revertir o cambiar el hecho del fin del orgullo, como si la semana del orgullo pudiera durar tres meses. Tres meses encerradas en una sauna y hasta el coño de drogas. A ver maricón, no. Vuelve a casa mamarracha.

4. ETAPA DE LA DEPRESIÓN

La tristeza profunda y la sensación de vacío son características de esta fase, cuyo nombre no se refiere a una depresión clínica, como un problema de salud mental, sino a un conjunto de emociones vinculadas a la tristeza, tías.

Algunas personas pueden sentir que no tienen incentivos para continuar viviendo. Todo el año preparando el evento, a dieta, para pasar una semana metiendo tripa con el único fin de follar con guiris borrachas y de repente todo termina. Hay que ser “hijosdelagranputa” para joder así a una drama Queen. ¿Quién se encarga de la programación del puto orgullo? ¿Abascal?

5. ETAPA DE LA ACEPTACIÓN

Una vez aceptado el final del orgullo, las mariquitas en duelo aprenden a convivir con su dolor emocional en un mundo en el que el puto orgullo ya no está. Con el tiempo recuperan su capacidad de experimentar alegría y placer, sobretodo cuando se percatan de que tienen un año de gimnasio para ponerse monas y volver a follar al orgullo.

A ver nenas, que lo mismo no es necesario tanto esfuerzo para disfrutar en el orgullo, que al final siempre termináis follando en un cuarto oscuro, y ahí da igual el modelito o la cuadrícula de la zona abdominal.

Resumiendo maricones, podéis cambiar el luto del fin del orgullo por cualquier drama que os acontezca, cualquiera que sea aquello que os hunda en la más absoluta de las miserias, os hará pasar por estas 5 fases, primero lo negaréis, luego os pondréis de mala hostia, fantasearéis, os deprimiréis y al final terminareis aceptando la puta realidad, como Mónica Naranjo, o la Pantoja cuando la llamó hacienda amigas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.