Blog

«Lightyear» prohibida por un beso lésbico

La nueva película animada de Pixar sobre el personaje de «Toy Story» Buzz Lightyear es prohibida en 14 países por incluir un beso entre dos mujeres.

Emiratos Árabes Unidos, Malasia y Arabia Saudí no estrenarán Lightyear por la inclusión de un beso entre dos mujeres. En el pasado Disney había accedido a eliminar en algunos lugares los momentos de afecto entre personas homosexuales de películas como «Star Wars. El ascenso de Skywalker», pero en este caso, Disney ha mantenido la escena, tras las críticas de los animadores de Pixar hacia Disney por «censurar el afecto gay», ya que en un principio sí que había sido retirada.

Alisha, Ranger del espacio, compañera de aventuras y amiga de Buzz Lightyear, mantiene una relación y tiene una hija con otra mujer. En un momento de la película, los personajes se dan un beso.

La cinta nunca fue presentada para ser revisada por las autoridades censoras de Arabia Saudita, dando por hecho que no conseguiría autorización para su lanzamiento en el país.

En el caso de los Emiratos Árabes Unidos, en cambio, sí obtuvo luz verde inicialmente, ya que las restricciones en el ámbito cinematográfico se han ido relajando en los últimos años. Sin embargo, en un giro de los acontecimientos, la licencia para reproducir la película fue revocada en el país asiático después de mensajes en redes sociales que acusaban a Disney y a «Lightyear» de insultar a los musulmanes y al Islam.

China, el mayor mercado cinematográfico del mundo, pidió a Disney que removiera algunas escenas de «Lightyear», solicitud que fue declinada, por lo que el Gigante Asiático también podría prohibir la película.

«No vamos a cortar nada, especialmente algo tan importante como la relación amorosa e inspiradora que le enseña a Buzz lo que se está perdiendo por las decisiones que está tomando, así que eso no se va a cortar»

Galyn Susman (productora)

1 Comment

  1. feminiateo

    Es tremendo que la película fuese prohibida en tantos países. Nos da una idea de lo mucho que hay por hacer y para conseguirlo, no bastan las estructuras que conocíamos hasta ahora. Quienes no vivimos del modo en el que el sistema patriarcal esperaría, tenemos que ser más fuertes, y para ello tenemos que dejar atrás el individualismo exacerbado que ha marcado los últimos años. Debemos organizarnos mejor, al menos de un modo tan eficaz como aquel de la gente que se encuentra todos los fines de semana en sus diferentes templos. En torno a una nueva religión no dogmática, atea/agnóstica (o por lo menos no teísta), feminista, antirracista, ecologista y aliada de LGBTIQ+ lo estaríamos, y podríamos conseguir que se estableciesen comunidades de mujeres, hombres y personas de géneros no binarios en muchos lugares, autogestionadas y con fuertes relaciones de cuidados entre sus integrantes. En el blog infinito5.home.blog escribo sobre ella

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.