Blog

Mariquitas Viajeras

Ahora que se acerca la canícula, el verano si eres de Vox, las mariquitas van a hacer las maletas para acercarse a vuestras ciudades, nadar en vuestras playas, pasear por vuestras calles, comer en vuestros restaurantes y follar en vuestros parques, amigas.
Yo que soy muy viajera y más mariquita que un unicornio vomitando “arcoirises” sobre un vinilo de Madonna, he realizado un sesudo estudio sobre los tipos de mariquitas viajeras que a lo largo de mi vida he conocido.
Porque tan importante como el destino es la compañía, no vayas a acabar detenida por tentativa de asesinato de tu compañera de viaje.

LA MARIQUITA PREVISORA
La mariquita previsora es esa que siempre se lleva una rebequita por si acaso a Sevilla en pleno agosto y un fardapollas fluorescente a Estocolmo en pleno diciembre. La mariquita previsora es como tu madre pero en plan acosador, aunque hoy en día viene bien, que con lo del cambio climático nunca se sabe.

La mariquita previsora siempre te intentará convencer de que contratéis un seguro de viaje, y nunca prescindirá de la audio-guía en un museo, también en el del jamón. Es la compañera perfecta para evitar imprevistos, aunque te encarecerá el viaje.

LA MARIQUITA HIPOCONDRIACA
También conocida como la tarritos, la mariquita hipocondríaca se alimenta del miedo. Para ella todo viaje supone una amenaza, y es un poco masoca. Allá donde va, viaja con un neceser de 20 kilos y una riñonera con tres bragas. Es como una mulera, solo que en vez de droga transporta paracetamol, repelente de mosquitos, ansiolíticos, tiritas, betadine, un desfibrilador y la bibliografía completa de Paulo Coehlo.

Le da un poco igual donde viaja, solo le preocupa sentarse en un anfiteatro Romano y que le entre una cistitis o el ébola, que nunca se sabe. Si viajas con ella no morirás por una bacteria o un virus desconocido, lo más probable es que lo hagas de aburrimiento, tía.

LA MARIQUITA CULTURETA
La mariquita “paloselfi” es fácil de detectar, siempre va adosada a un “paloselfi”. Ella no entiende viajar si no hay una foto que pueda subir a Instagram con seis filtros y ochenta y ocho hashtags, lo importante no es el destino, sino que el mundo sepa que ha ido. Es probable que vuelvas con una contractura cervical por posar y agujetas en los carrillos por fingir sonrisas, si no le arrebatas el palo de los cojones y le matas a hostias, en ese caso volverías con contractura, agujetas y una pena de 20 años y un día, tía.

LA MARIQUITA SOUVENIR
También conocida como la expolios, la mariquita souvenir es una mariquita Diógenes en potencia. Viaja con cuatro bragas y lo puesto, vuelve con la maleta repleta de recuerdos, a saber, todo el textil del hotel, bolas de nieve, un azulejo de un baño público, un adoquín, un palo de Chupa Chups, “el grito” de Munch y así ad infinitum, porque para la mariquita souvenir todo le trae recuerdos y tiene la casa como si fuera un chino desordenado.

LA MARIQUITA PROMISCUA
La mariquita promiscua es aquella que viaja a Atenas y lo único que lleva subrayado en la guía son las saunas y las zonas de cruishing. ¿La acrópolis? Allí no se folla, paso, diría la promiscua. Si viajas con ella no vas a ver una puta mierda, ahora sí, te vas a hartar a follar, amiga, no va a haber un baño público, ni una área de descanso, ni una arboleda que no visites para probar suerte. Es probable que vivas de sauna en sauna y te ahorres el hotel.

LA MARIQUITA FIESTERA
La mariquita fiestera viaja de noche, sale cuando cierran los museos y abren las discotecas. Las únicas ruinas y los únicos cuadros que van a ver, las va a ver en un after.

 

Viajar es maravilloso, te da la oportunidad de conocer lugares idílicos, historias impresionantes, maravillosas gastronomías y sobretodo te da la oportunidad de conocerte a ti mismo, sobretodo cuando te enfrentas a según qué compañeras de viaje. Así que si vas a viajar hazme el favor de elegir bien y que no te den el viaje, tía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.