Blog

Pasapalabra, un rosco de color de rosa

Este mes hemos querido culturizarte un poco más, amiga. Y para ello hemos indagado en el llamado “diccionario LGTBI+”, con el objetivo de traerte algún que otro palabro que aún desconoces. Y que nosotras desconocíamos hasta haber investigado, claro. Es una buena manera de que fardes ante tus amigas y de usar expresiones que jamás has escuchado, ni escucharás. A no ser que seas más pedante que Pippi Calzaslargas.

ALOSEXUAL.
Dicen que el alosexual es aquel o aquella que experimenta atracción sexual primaria. Es decir, que es capaz de sentir algo hacia otras personas a simple vista, sin más ni más, pero que no siente interés sexual por su propio cuerpo. Vamos, que podría ser cualquiera de nuestros lectores. Pero por lo menos ahora ya sabes cómo te denomina el diccionario LGTBI.

EL ALIADO.
Es quien, sin ser transexual, ni lesbiana, ni gay, ni tampoco bisexual, está cerca de la comunidad LGTB y apoya y defiende la causa fervientemente. Seguro que tú también conoces alguno/a…

ARROMÁNTICO.
Así se le llama a quien no siente atracción romántica por nadie. Diríamos que es la antítesis de ser una persona asexual. Y seguro que, en este caso también, conoces a algún que otro arromántico…

BABY GAY.
Tenga la edad que tenga, una persona recién salida del armario.

GEEK.
A nosotras no nos engañas. Has visto la palabra “geek” entre las numerosas opciones que te da el Grindr en su sección “tribus”. En este caso, se refiere a gays, lesbianas o trans con aficiones curiosas o llamativas como los videojuegos, el cómic, el manga o la tecnología.

GENDERFLUID.
Con este palabro anglosajón se conoce a quien no se identifica definitivamente con un único género inamovible.

GROWLR.
“Osos cerca de ti”. Así reza el título de esta aplicación exclusiva para osos en el PlayStore de Android.

POWER BOTTON.
En el caso de los gays, en las aplicaciones de ligoteo se conoce así al chico que se define como pasivo pero con “actitud activa en el sexo”. Deja bien claro, que él lleva las riendas del polvo en cuestión.

TUCKING.
Las drag queen saben bien a lo que nos referimos: es el arte de juntar el pene y los testículos y plegarlos mientras dure la actuación.

TWINK.
Otra tribu, según Grindr. En este caso se refiere a chavales jóvenes, de 20 años o menos, sin vello en el cuerpo y delgadito. ¿Sabes los actores de Bel Ami? Pues por ahí van los tiros…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.