Blog

Cosas que Hacer antes de Morir (Millenials edition)

Queridas mariquitas millenials, desde que os salió el primer pelo en los huevos habéis vivido vuestra sexualidad a través de frías pantallas de más o menos pulgadas. Os relacionáis a través de apps de ligue, os comunicáis a través de las redes sociales y reivindicáis vuestros derechos colgando banderitas en vuestras fotos de perfil.

Vivís vuestra sexualidad digitalmente, amigas, vuestras pollas se miden en pixels, vuestras ideas no van más allá de los 140 caracteres que caben en un tuit y os relacionáis a través de actualizaciones de estado y “stories” con muchos filtros que subís a Instagram. Sois más frías que una muñeca hinchable, folláis regular y tenéis menos cultura gay que un militante de VOX.

Pero no os preocupéis tías, yo, que soy una oenegé con el cuerpo de un Dios griego os voy a dar unas recomendaciones para que crucéis la pantalla táctil de vuestro teléfono inteligente y os adentréis en el mundo ANALógico.

He aquí las 6 cosas que todo mariquita debería hacer antes de morir o ser bloquedado en facebook, tías.

Ir a una Sauna

Una sauna, amigas, es como un gimnasio sin maquinas donde hacer ejercicio, un local de copas sin necesidad de ir vestido, un hotel sin recepción donde ser registrado. Por el precio de la entrada al cine, maricones, vais a ver más películas que en el gaytube y en 3D, os prometo que las pollas os van a dar en la cara.

Antes de acudir a una sauna yo os recomendaría acudir antes a una cafetería o un parque para aprender a socializar vestidos, no os vaya a dar un ictus de ver tanto hombre en paños menores de golpe. Aunque si os va dar un chungo siempre podéis daros una ducha fría…

Perderse en un Cuarto Oscuro

Un cuarto oscuro es a la vida real lo que una foto sin perfil en las redes sociales, amigas, tu sabes que vas a follar, pero desconoces con quien. En las redes sociales puedes intuir algo por lo que lees en su perfil, en un cuarto oscuro por lo que palpas en la oscuridad, en ambos casos tu imaginación te va a engañar; pero tu ritmo cardiaco va a aumentar. Justo lo mismo que te pasa cuando vas a ver una peli de terror, y créeme que la realidad puede superar la ficción, no hace falta más que enciendan la luz…

Acudir a una manifestación del orgullo gay

Querida amiga milenial, has nacido en un tiempo y en un lugar donde ser gay no es un delito, tienes derechos, pero esos derechos no nos han caído del cielo, ni se han logrado por subir banderitas a las redes sociales o lanzar proclamas de 140 caracteres, no amigas, hubo un tiempo en que el colectivo LGTBI tuvo que salir a la calle a pelear por sus derechos, un tiempo en el que eran encarcelados por su orientación sexual y tenían que vivir dentro de un armario para no perder sus trabajos, amigos y familia. Sí amigas, en la vida real el drama va más allá de la expulsión de una travesti en Rupaul´s drag race o un gallo en un concierto de Beyonce.

Es por ello que os animo a salir a manifestaros aunque sea una vez al año para seguir reivindicando nuestros derechos, no vaya a ser que nos despistemos viviendo parapetados tras un teléfono móvil y venga un tonto y nos arrebate los derechos que tanto esfuerzo nos ha costado lograr.

Lo bueno del desfile del orgullo gay es que no hay dress code, lo mismo puedes ir vestido de la primera comunión o en taparrabos, y es un poco como el facebook, estaréis rodeados de miles de amigos a los que ni siquiera conocéis…

Quedar con Gente

La gente son esas personas que se esconden detrás de avatares y fotos de perfil retocadas, tías, sí vosotras también sois gente. Si todo el tiempo que pasáis online en vuestras redes sociales lo pasarais en la calle, ya tendríais miles de amigos reales, una neumonía y varias detenciones por mendicidad. Quedaros con lo primero.

Quedar para tomar un café, dar un paseo o ir al cine podría ser una gran inversión para vuestra vida sexual amigas. Follareis menos, pero mejor que quedando con decenas de desconocidos a través del Grindr, que como los políticos prometen mucho y cumplen poco. Más vale polla en el ano, que ciento merodeando.

Leer un Libro (o cien)

Amigas, antes de que descubrieseis el popper ya existía Harry Potter. Leer es fundamental para desarrollar vuestra imaginación, vuestra sensibilidad y vuestro ingenio, y cuanto más ingeniosos más ligaréis, y a mayor sensibilidad más disfrutaréis y a mayor imaginación mejores polvos echaréis. Los mejores polvos están en vuestra cabeza, así que no dejéis de alimentar vuestro intelecto.

Viajar

El mundo es eso que hay más allá de los documentales del National Geographic y el canal viajar, y ese mundo debéis de descubrirlo por vosotras mismas, en la medida de vuestra posibilidades. Viajar abre la mente, esa en la que alojáis vuestros mejores polvos, no creo que deba explicaros donde quiero llegar.

No hay mejor inversión en la vida que lo que uno gasta en viajar, por que además de conocer mundo y otras culturas, aumentas tu empatía y tu cultura y así tienes menos probabilidades de acabar convirtiéndote en un imbécil engreído. Bueno vale, y vais a follar mucho más, porque allá donde vayáis seréis la nueva, y la novedad está muy demandada nenas. Seréis un trofeo exótico para un montón de chulazos, además os podréis sacar un montón de fotos cuquis que subir a vuestras redes sociales y conocer un montón de gente que os seguirá en Instagram… vamos, que ya no tenéis excusas para no salir de vuestra puta casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.