Blog

The Best Day Of My Life – un experimento con Orgullo

Para muchas personas del colectivo LGTBI que viven alejadas de las grandes ciudades o de un clima de semi-tolerancia, disfrutar de un día en libertad puede suponer degustar la mejor jornada de sus vidas. Es la premisa de Fernando González Molina, que acompañó a cuatro homosexuales y dos transexuales durante la celebración del World Pride Madrid. Y con sus andanzas y testimonios acaba de estrenar “The best day of my life”, un documental que BLUE te recomienda encarecidamente.

Tus neuronas apenas lo recuerdan, pero el pasado mes de julio Madrid fue la sede del World Pride, o lo que es lo mismo, del Orgullo a nivel mundial. El navarro Fernando González Molina tuvo muy buen ojo, y decidió que aquel podía ser el escenario ideal para que Abril, Geena, Ruth, Timo, Max y Nick descubriesen una nueva realidad y aparcarsen el miedo a ser como son, al menos durante veinticuatro horas.

Ruth, por ejemplo, vive en Uganda y es lesbiana. Sabe que allí es motivo suficiente para poder terminar en la cárcel, pero eso no le frena a la hora de militar en un pequeño grupo LGTBI, responsable también de una revista de contenido específico para el colectivo al que representa. En el caso de Max y Nick llevan siendo novios más de cuatro años, pero en Rusia, su lugar de residencia, no pueden dar rienda suelta a su amor, a no ser que lo hagan entre cuatro tristes paredes. Por el momento, allí viven en la misma casa haciéndose pasar por primos. Son los tres invitados internacionales de este interesante experimento, al que también se sumarán Geena, una joven transexual de Almería a la que su familia ha retirado la palabra, Abril, una actriz transexual en plena transición, y Timo, un saltador de natación homosexual y sordo.

El objetivo de este documental es sacar a estas seis personas de su cruda realidad y demostrarles que existe otra manera de vivir. Una manera más libre en la que el miedo va dejando de tener sentido.
Pero también escuchar sus realidades, conocer cómo son las vidas de estos seis protagonistas y las esperanzas que tienen de lograr un futuro mejor. Conoceremos cuáles son los temores a los que hacen frente cada mañana al despertar, cómo es su familia, y en qué entorno se mueven. Seis testimonios básicos para las miles y miles de personas LGTBI que actualmente viven con una(falsa) sensación de que homofobia es un mal casi residual. Una mentira como un piano, como bien podremos comprobar gracias a este documental.

El escenario elegido fue, como decimos, la sede del World Pride, es decir, Madrid. El director de “Palmeras en la nieve”, entre otras, arriesgó mucho con “The best day of my life”. Tuvo que torear entre mostrar la gran fiesta que es el Orgullo y subrayar que la reivindicación también tiene su lugar en este tipo de eventos, aunque muchas veces esta parte del Orgullo no salga en los telediarios.

El largometraje gana muchos puntos gracias a Lucas Vidal, el responsable de mágicas melodías que acompañan a los seis protagonistas en su periplo por Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.