Blog

Bea Sever (El Pregón de la Diversidad)

Bea Sever (Londres, 1973) es el altavoz de las 120 familias de “Naizen” y de muchas más que no se atreven a dar el paso. Periodista y sexóloga, ha trabajado en ETB y
Eitb.eus, en diferentes productoras y también haciendo campañas para la Diputación Foral de Bizkaia. Ahora, tras formar parte de la primera agrupación de familias de niñes de Hego Euskal Herria se dedica a dirigir y ayudar en esta asociación como sexóloga. La comisión Mixta propuso a Bea Sever hace un mes para pregonera y el “Sí” fue unánime y rotundo.

BLUE.- ¿Cuánto tiempo lleváis con el proyecto “Naizen”, antes “Chrysalis”?

Bea Sever.- Empezamos en Marzo de 2015, como delegación de Chyrsalis y en Enero de 2019 cambiamos el nombre y pasamos a ser Naizen. En realidad hemos hecho como nuestros hijos e hijas, que a pesar del cambio de nombre, y de logo, seguimos siendo las mismas personas.

B.- ¿En qué momento se pone en contacto contigo el Ayuntamiento de Bilbao para comunicarte que te quería como pregonera?

B.S.- Un día antes de la reunión de la comisión mixta llamaron preguntando por mí para comentar que iban a proponer mi nombre y preguntarme si estaría dispuesta. Les dije que sí y al día siguiente me llamaron para decirme que a todo el mundo le había parecido fenomenal.

B.- ¿Cúal fue tu reacción?

B.S.- Me pilló totalmente por sorpresa, no me lo esperaba. Cuando me llamaron diciéndome que iban a proponer mi nombre no le di demasiada importancia porque pensaba que no iba a salir, que elegirían a alguien “más famoso”. Cuando después me comunicaron que sería yo, al principio me dio mucho subidón. Ese sábado, cuando dos desconocidos me pararon en el súper para felicitarme por ser la pregonera es cuando caí en la cuenta de la dimensión que tenía el asunto y pensé “madre mía, dónde me he metido…”

B.- ¿Te emocionarás?

B.S.- Seguro (jeje) cuando salga al balcón y vea a todas las familias, todas esas camisetas de Naizen… Me emociono seguro. Al final yo estoy dando voz a las familias y a los txikis´.

B.- Como comentabas, ha habido muchos pregoneros “famosos” pero también ha habido alguno que estaba ahí por su mensaje, como en tu caso. ¿Qué importancia crees que tiene el mensaje que nos puede transmitir un pregonero en Aste Nagusia?

B.S.- Es que la razón por la que dije que sí y con tanta ilusión además, es porque es un altavoz incomparable para que se escuche nuestro mensaje, para hacer visible la realidad de nuestras hijas e hijos y no podíamos desaprovechar esa oportunidad.

B.- ¿Cuál es el principal mensaje que quiere transmitir Naizen al mundo?

B.S.- Cuando empezamos hace 4 años, lo que teníamos que hacer ver a la gente es que nuestros hijos e hijas existían. Hemos avanzado bastante, menos mal. Ahora el mensaje ha pasado a ser el de de poner en valor la diversidad. Queremos ayudar a la gente a entender que todo en esta vida es diversidad. Esto nos da a todos y todas la oportunidad de ser personas mucho más auténticas y más coherentes con quien realmente somos, al margen de lo que piensen otras personas. En una sociedad donde la diversidad se ve como valor somos mucho más libres de ser quien realmente somos.

B.- ¿Cómo afrontáis los discursos tránsfobos que han surgido en los últimos tiempos incluso por parte de algunos partidos políticos?

B.S.- Como madres, padres y parte de la ciudadanía que somos, desde las tripas tenemos miedo y lo que nos sale a veces (como cuando salió el autobús de “Hazte Oír”) es desde el odio. Pero como asociación desde el primer momento decidimos que no íbamos a entrar en confrontaciones ni responder a esos mensajes. Nuestra labor no es trabajar desde el odio sino desde el amor hacia nuestras hijas e hijos. Preferimos trabajar sembrando desde el amor.

B.- Tras la modificación del Art. 3 de la Ley de Transexualidad en el Parlamento Vasco que hasta entonces exigía un informe médico para cambiar el género y patologizaba la transexualidad, ¿qué más pasos de nivel legal y administrativo espera Naizen?

B.S.- Seguimos en negociaciones con los miembros del Parlamento Vasco para ampliar la ley y seguir modificándola. Tenemos un calendario previsto. Al margen de eso seguimos ofreciendo charlas divulgativas, atendiendo cada vez a más familias, a docentes, personal sanitario… Sobre todo creando lazos de apoyo mutuo para las familias y adolescentes.

B.- Cuándo hablamos de menores a veces nos imaginamos a niñes de menos de 12 años pero también hay muchos adolescentes a los que ayudáis…

B.S.- Sí, de hecho forman parte de una generación que se ha quedado en medio. Tenemos por un lado a esas personas que eran sistemáticamente negadas, abocadas a la marginalidad y esta otra nueva de niños y niñas acompañados por sus familias y que pueden ser quienes son desde los 2 ó 3 años. En medio están los adolescentes que han hecho su tránsito en esas edades tan complicadas.

B.- ¿Qué tipo de actividades hacéis?

B.S.- Pues por ejemplo, por primera vez, hemos organizado un campamento de verano que ha salido fenomenal. Han ido a una casa con piscina… Eso ha sido muy importante porque muchos, sobre todo los chicos, ya tienen pecho y no quieren ir a la playa o a la piscina y el poder bañarse ha sido un oasis, lejos de las miradas de la gente.

B.- ¿Qué balance haces de estos últimos años de trabajo y lucha?

B.S.- Muy bueno. Ya no solo decimos que existen sino que además son un regalo porque nos han ayudado a ver que solo uno mismo o una misma sabe quién es y que realmente hay muchas más posibilidades, que lo “normal” solo quiere decir “lo más habitual”, pero no quiere decir que haya una norma, una forma de ser. Hay tantas formas de ser como personas en este mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.