Blog

Carmen y Lola” la lían por Cannes

Adolescentes, gitanas y enamoradas. Este mes os presentamos un largo muy especial. Por la temática que aborda, por lo lejos que ha llegado (aún sin estrenarse) y porque la cinta está firmada por una mujer bilbaína. “Carmen y Lola” es la ópera prima de Arantxa Echevarría, del mismísimo Bilbao, y se atreve a relatarnos el romance entre dos adolescentes gitanas. En Cannes se han fijado en la historia y, ¡oh, la la!, la han seleccionado.

Es una joyita, una película pequeña, independiente, que ha enternecido al jurado del prestigioso festival de Cannes. Y eso ya es mucho. Pero lo más importante, según pensamos en BLUE, es que se atreva a narrar el romance entre dos jóvenes de etnia gitana. La dura lucha que ambas deben llevar a cabo para poder ser felices. Es la familia quien pone más trabas en esta relación, pero también sus iguales, que no ven razonable que dos personas del mismo sexo puedan amarse.

Lola, de 16 años, no tiene novio ni ganas de tenerlo, pero su vida cambia el día en el que ve, por primera vez y en la tele, a dos mujeres besarse. Carmen trabaja de peluquera y, en pocos meses, contraerá matrimonio con su novio. Un plan que se verá truncado tras encontrarse en un mercadillo con Lola, y enamorarse perdidamente de ella.

Además de la mágica y difícil historia de amor, gracias al film de Echevarría podemos asomarnos a las costumbres gitanas y a la situación que atraviesan todas aquellas personas que deciden dar un paso al margen de las tradiciones de su cultura.
A la directora se le ocurrió contar la historia de Carmen y Lola después de leer en la prensa la noticia sobre el primer matrimonio entre dos mujeres gitanas. No era una noticia normal. Las novias aparecían de espaldas, sin dar la cara, y con nombres ficticios. Y decidió aportar su granito de arena en el largo camino para romper los tabúes que, aún hoy, persisten en la cultura gitana (y en la paya, por supuesto).

Curioso cómo se decidió el casting de la película: son todas actrices y actores no profesionales. Los protas son Rosy Rodríguez, Zaira Morales y Borja Moreno. Y el resto, cerca de cien, hombres y mujeres gitanos adolescentes, cuya edad ronda los 16 años. Los convencieron acercándose a discotecas, a los mercadillos, o a los lugares en los que los jóvenes gitanos están acostumbrados a ir a ligar. Una odisea con final feliz.

A Arantxa Echevarría esta película le ha costado insultos, escupitajos y apelativos varios que han llegado a tildar la cinta de “demoníaca”. Pero también le ha traído felicitaciones y un especialísimo estreno en Cannes.

No podremos ver la película hasta que sea proyectada en dicho festi, y la directora ya ha avanzado que quiere presentarla en Bilbao.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.