Blog

Chicago

No hay duda de que el mundo es tan grande que muchas veces es difícil elegir el destino, aunque lo cierto es que normalmente nuestra cuenta corriente es la que elige por nosotros. Si a que sea un destino interesante le queremos sumar el detalle de que esté lleno de chulazos, la cosa todavía se complica más y si además queremos disfrutar de un ambiente playero en mitad de un continente la cosa se pone chunga, chicos tengo la solución, Chicago. La tercera ciudad más grande de EE.UU. y con una amplia comunidad gay. Hablamos de una urbe con una rica vida gay que se concentra principalmente en las zonas de Boystown y Andersonville y de una rica vida cultural dónde no faltan decenas de lugares que visitar. Recomendación, en invierno hace un frío que Gazteiz a su lado es Bombay, así que mi recomendación es que saltes el charco y visites Chicago en pleno verano.

chicago01

Por si no lo sabéis a Chicago le llaman la ciudad del viento y también se le podría llamar la ciudad de las grandes torres. Visita obligada es la Sears Tower, en estos momentos el tercer edificio más alto del mundo, aunque cuando se inauguró fue el rascacielos más alto del globo, un edificio que nos ofrece una vista magnífica de toda la ciudad desde el piso 103. De allí os recomiendo que os acerquéis hasta Navy Pier, la zona del puerto, puerto sin mar pero con un lago Michigan que vale por varios Cantábricos juntos. Esta zona nos ofrece un conglomerado de la diversión y del ocio lleno de parques, jardines, restaurantes y tiendas que cada año visitan más de ocho millones y medio de personas, tranquilo que luego te llevamos a la playa.

Pero sin lugar a dudas el punto de encuentro principal de la ciudad y referencia para visitantes y vecinos es el Parque del Milenio, el principal proyecto cívico de la ciudad diseñado por un gran conocido como es Frank Gehry. Aquí pronunció su discurso Obama la noche en la que ganó las elecciones en 2.008. Destacan el pabellón de conciertos Jay Pritzker, de Gehry, la escultura Cloud Gate de Anish Kapoor y la fuente Crown Fountain del español Jaume Plensa, un buen lugar para darte un refrescón cuando el calor aprieta, ese lugar dónde los guapos de la ciudad se acercan en sus descansos del jogging o en su horario laboral, un disfrute para la vista.

Además suma a la lista de lugares a visitar el Museo Field de Historia Natural, el Teatro de Chicago, el Gino´s East, dónde se come la pizza más famosa de la ciudad, en una ciudad que es famosa por su pizza o el Wrigley Field, estadio del equipo de beisbol los Osos de Chicago, sin comentarios. Y por último, para los amantes del glamour y con pasta en Visa, que no falte un recorrido por la Magnificent Mile, una parte de la Avenida Michigan que supone una de las mejores zonas de tiendas del mundo, con los mejores hoteles y con los 85 edificios más altos del mundo como el Water Tower Center, Park Tower o el John Hancock Center.

chicago02

Pero acerquémonos a esos lugares de interés en los que uno acude solo o con amigos y sale con dos rubios jugadores de boley playa de cada brazo que te quedas muerto, así que empezaremos por las playas. Te recomendamos dos, la primera es Hollywood Beach, una zona de arena en la que el ambiente está más que caliente y dónde encontramos lo que queremos en la zona sur, una recomendación, vete en domingo. La otra opción es North Avenue Beach, un lugar para que los ojos se te caigan al suelo con lo que te vas a encontrar, tíos 10, jugando a boley, bronceados, sudados, calientes y prefiero parar ahí. Y ya puestos, alguna recomendación para los amantes del cruising, John Hancock Tower, al lado del restaurante Cheese Factory o en el octavo piso de la Water Tower.

Llegada la noche empieza lo bueno, con bares que cierran entre las dos y las cuatro de la madrugada. Empezamos el recorrido en el Berlín, un destino para bailar al ritmo de Madonna, Depeche Mode o Robyn dónde todo el mundo es bienvenido pero dónde se crea una atmósfera especial cada jueves, igual que en el Sidetrack, el bar gay más grande de la ciudad en el que no falta una gran terraza en la azotea en los meses de verano o habitaciones y salones por si surge una buena oportunidad o el Hydrate con sus famosos shows de Drags y donde te harás amigos a los cinco minutos de entrar. Si lo que te gusta es el rollo oso no pases por alto el Rogers Park, paraíso de peludos, cuero y go-go y si lo que quieres es comer y beber bien parada obligada es Roscoe con buena gastronomía y concurso de camisetas mojadas de postre.

Pero si damos importancia al disfrute de la cocina americana antes de que nos comamos la carne americana cruda, ya tu sabes, tendríamos que reservar en Halsted Bar and Grill, una orgía de hamburguesas, ensaladas enormes y una más que recomendable carta de vinos dónde si hay sitio deberíamos reservar en su terraza. Y para salir por la puerta grande con vuelta al ruedo, antes tendrás que entrar en Steamworks, la mejor sauna de todo Chicago abierta las 24 horas del día, los siete días de las semana. Con solo una toalla podrás disfrutar de los placeres carnales en su laberinto, ver porno y practicar porno de calidad, aunque eso dependerá de ti, y disfrutar del sexo sin necesidad de tener que meterte en una cabina cutre, como la norma de cualquier sauna manda. En EE.UU no hace falta tabiques de por medio para dar y recibir placer, así son ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.