Blog

Datos Curiosos sobre el Pene

Estamos en la era de la información donde parece imposuble no conocer todo de todo con solo un click de ratón o consultando rápidamente el smartphone, pero en el ámbito de la sexualidad, donde todavía existen muchos temas tabues, a menudo descubrimos que no sabemos tanto sobre esas partes de nuestro cuerpo que tanto placer nos dan.
En muchas ocasiones hablamos del clítoris como un órgano desconocido, dando por hecho que no se da la misma situación en el caso del pene. Sin embargo, el órgano reproductor masculino suele ser un misterio tanto para mujeres como para hombres y muchas veces las ideas preconcebidas están muy alejadas de la realidad.

No es un músculo
contrariamente a la creencia generalizada, el pene, por sí mismo, no es un músculo. Es cierto que en la cara interior del pene se encuentran algunos tejidos musculares y algunos músculos que intervienen directamente en procesos como la erección o la eyaculación, pero esto no le confiere a este órgano la naturaleza de músculo. Es decir, no te pienses que por ejercitarlo mucho va a suceder como con los biceps y va a crecer de tamaño.

El tamaño
Dejando al lado el tema de si el tamaño importa, al igual que el clítoris, el pene también tiene una parte interna, por lo que la cara externa representa únicamente alrededor del 50% del tamaño real. Lo que ves es sólo la mitad de lo que tienes. El pene, como órgano, comienza dentro del cuerpo, cerca de la próstata y termina en el glande, que se sitúa al final de la parte visible del pene. Así que un ligue te dice que le mide 24cm, igual deberías preguntarle desde dónde ha comenzado a medir…

Vida propia
Cuando decimos a alguien que “piensa con el pene” o que “el pene tiene vida propia”, no vamos desencaminados ya que cuando se producen erecciones en situaciones no propicias o durante las horas de sueño se debe a la autonomía de este órgano sexual. Esto se produce porque el pene responde al sistema nervioso simpático que no está siempre bajo control consciente, de ahí que muchas veces no ocurra de manera voluntaria o deseada.

Se rompe
Aunque es poco frecuente (alrededor de 1 de cada 100.000 hombres lo ha padecido, y el 92% se recupera del traumatismo), el pene puede partirse literalmente y fracturarse. Dado que no tiene hueso, se produce un traumatismo debido a la ruptura de la capa gruesa que envuelve la estructura del pene. Las principales causas por las cuales se puede producir este traumatismo están asociados a prácticas sexuales o masturbaciones demasiados agresivas. Así que piénsatelo mejor la próxima vez que quieras jugar al Circo del Sol mientras practicas sexo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.