Blog

El Origen de la Palabra GAY

Fíjate que llevamos meses con esta aclamada sección, que pretende aclarar y explicar el significado de términos LGTB, pero nunca habíamos ido a la raíz del asunto. ¿De dónde viene la palabra ‘gay’? ¿No era suficiente con el vocablo ‘homosexual’? Tampoco es que la cosa esté muy clara, pero hemos investigado el asunto, y esto es lo que hemos podido recopilar.

La RAE define la palabra ‘gay’ como “individuo perteneciente o relativo a la homosexualidad”, y afirma que se puede utilizar como sustantivo o como adjetivo. Pero poco sabemos del origen del término en cuestión. La verdad es que la palabra “homosexual”, a lo largo de la historia, ha tenido una connotación más clínica, y, en cambio, “gay” se usado de manera más lúdica para referirse a los hombres homosexuales.

Hay quien afirma que ‘gay’ es un anglicismo, y otros que es de origen occitano. Se ha dicho que proviene del vocablo ‘gai’, que significaba “alegre o pícaro”. También podría provenir de la palabra francesa ‘gai’, un derivado del latín ‘gaius’, que se traduce como “despreocupado, alegre y contento” o de ‘gaudium’, sinónimo de “gozoso”.

Se sabe que en el siglo XVI, la Casa de los Borbón, que entonces reinaba en Francia y España, fue señalada por los ingleses, sus rivales, por su afición al gusto, el amaneramiento de sus miembros reales y por los buenos modales de la Casa. Todas estas características les hizo merecedores, al parecer, del término “gay”, siempre usado de forma despectiva.

Ya en la Inglaterra victoriana, este término, “gay”, se usó para referirse a los chaperos de entonces, tanto por la vestimenta que usaban, como por la vida que llevaban. Una palabra con connotación negativa y, sobre todo, vinculada a la clandestinidad de los hombres que ejercían la prostitución con otros hombres.

Durante siglos, “gay” fue una palabra despectiva, y esto no cambiaría hasta bien entrado el siglo XX. Como curiosidad, en 1938, el término ‘gay’ se usó por primera vez en el cine: fue en “La fiera de mi niña”, una peli protagonizada por Gary Grant.

Pero en los años 70, el vocablo ‘gay’ entró a formar parte de la comunidad LGTBI. Fueron los homosexuales de San Francisco quienes tomaron la iniciativa y le dieron la vuelta al asunto: viendo que el término se usaba de manera negativa, decidieron hacerlo suyo y empezaron a usarlo en los movimientos de liberación homosexual que nacieron en esa época en Estados Unidos (el primero en usarlo fue el “Gay Liberation Front”, el “Frente de Liberación Gay”).

Un buen ejemplo, como está ocurriendo hoy en día con la palabra “marica” o “maricón”, de cómo se les puede dar la vuelta a los ataques que sufrimos a diario, para dar visibilidad y normalidad a nuestra comunidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.