Blog

Krys Pasiecznik

A sus 31 años, el modelo internacional Krys Pasiecznik ha conquistado y desfilado para todas las marcas, pero no todo fue fácil en la vida de este bello modelo, ya que sufrió bullying en su adolescencia, recurriendo al deporte en artes marciales para superar el acoso escolar y convertirse en el el bellezón que es hoy en día. Con su 1.88 de estatura, tatuajes en brazos, piernas y torso, además de una prominente barba, Krys ha roto todos los estereotipos en el mundo de la moda y es uno de los modelos que acompaña y luce siempre las prendas del diseñador manuel de gotor.

BLUE.- ¿Qué ropa interior utilizas?

Krys Pasieznick.- Me gusta ajustada y ceñida, para ir bien sujeto. Si no es muy incómodo, al menos para mí.

B.- ¿Qué es lo que más te gusta de Manuel de Gotor?

K.P.- Manuel, además de ser original en sus diseños y en la elección de sus prendas, es un investigador. La historia, la cultura… Es un gran amante del arte y eso hace que sus piezas sean muy especiales.

B.- ¿Cómo es como jefe?

K.P.- Es una maravilla. Somos amigos. No es como otros diseñadores que hay en este mundillo que están como “endiosados”.

B.- Los estereotipos siguen siendo un pilar fundamental en la moda y tú estás lleno de tatuajes y muy musculado. ¿Eso ayuda o limita a la hora de ser modelo?

K.P.- Poco a poco se van quitando esos estereotipos. Pero la moda es como es, depende del diseñador o la marca con la que trabajes, algunos prefieren modelos andróginos, otros más masculinos… En mi caso, al tener un perfil muy marcado con los tatuajes, tengo que estar agradecido a Manuel porque gracias a diseñadores como él los que tenemos tantos tatuajes podemos trabajar. Hace algunos años era muy complicado o casi imposible.

B.- ¿Qué hay que tener para que un diseñador o una marca se fije en ti?

K.P.- Principalmente ser diferente y luego saber estar. Hay que saber trabajar y estar a la altura de las situaciones. No vale ser súper alto y súper guapo. La actitud es muy importante. Y ser tú mismo.

B.- ¿Tenéis fecha de caducidad?

K.P.- Por suerte para mí, que tengo 31 años, la carrera de los hombres se dilata más en el tiempo que la de las mujeres. Siempre hay que estar al pie del cañón. Cuidándote un poco, con 40 años también puedes estar a la altura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.