Blog

Cartas a Nagore Gore: “A mi nuevo ligue no le gusta mi vello corporal”

Soy un chico bastante peludo y me gusta, aunque en carnavales me afeité todo el cuerpo por exigencias del disfraz. Esa noche conocí a un chico que me encantó, el sexo fue genial y hemos seguido hablando y cada día me gusta más. Pero en nuestro último encuentro íntimo ya me estaba saliendo el pelo y me ha dicho que no le gusta nada. Debería ceder y cambiar por la relación o seguir fiel a como soy yo y adiós muy buenas?

Pues chica el mar está lleno de arenques preciosos, así que adiós muy buenas. No deberíamos de permitir que nunca nadie de los nadies intente cambiar nuestra esencia. Yo comprendo que hay cosas de nosotr@s mism@s que podemos cambiar para hacer la convivencia más fácil. Por ejemplo, si enseguida te enfadas, puedes controlar tu mal humor y poner de tu parte para que la otra persona se sienta a gusto. Que eres muy vago, siempre puedes plantearte cambiar y hacer un esfuerzo por esa persona a la que amas. Que no puedes dejar de encender el Grindr y a tu churri le molesta, pues haces al final los sacrificios necesarios para que vuestra relación vaya adelante. Pero hay cosas amiga, que no se pueden cambiar, que vienen de fábrica, es como si eres más bajito que la Caprichossi y sales con tacones a ligar y ligas con uno al que no le gusta los tíos con menos de 1,70 de estatura, sabes que esa relación está abocada al fracaso. Cuánta gente somos adorador@s del pelo, cuántos hombres que te vuelvan loco estarán dispuestos a pasar sus manos por tu pecho alfombrado de mata negra… mmmmm. Sé fiel a ti mismo, ni el vello, ni la pluma se pueden tapar así que no las tapes y haz como yo que te digo que nunca me quitaré un solo pelo por exigencias del disfraz.

Puedes seguir a las Fellini en su Instagram o en Facebook

VOLVER A LAS CARTAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.